Aprende a decir No

Este tema de hoy es bastante difícil para la mayoría de nosotros como personas, porque cuando decimos que NO, nuestra cabecita empieza atormentarnos si lo hicimos bien o mal y eso genera en uno: pena, frustración, nos sentimos malas personas, pecadores y hasta irrespetuosos porque lo más seguro es que te importe demasiado lo que el otro va a decir de ti. Entonces por esas y muchas más razones prefieres dar un Si sin estar segura/o de lo que esa frasecita te puede ocasionar más adelante, incluso lo que puede acarrear a tu vida.

Te voy a contar una historia de una amiga de descendencia árabe que tuve en mi juventud y de la cual perdí por completo el contacto, pero me quedó la buena memoria para echarte el cuento de un dia en el que ella no supo decirle a su familia que NO. (Para eso te invito a identificarla como “DALIA”).

DALIA, era la hija hembra mayor de una familia con cultura árabe, criada bajo los más estrictos y despiadados regímenes de órdenes, conductas y sobreprotección.

Ella desde pequeña tuvo un idilio con un chico de su misma cultura, pero lamentablemente no fue aprobado entre familias, lo que ocasionó un frustrado e irreal amor en ambos. Así que cuando DALIA cumplió 17 años de edad, ya sus padres habían acordado al futuro esposo con otra familia de su mismo circulo social; con anillo, boda y apartamento comprado, para que ella hiciera de una vez por toda, un “hogar”.

Recuerdo perfectamente el día que me llamó y me dijo que esa noche tenía una cena para conocer al que iba a ser su esposo y como yo no entendía de eso, mi único consejo fue decirle: “ DALIA REVÉLATE, NO ACEPTES casarte sin ni siquiera saber si el muchacho que tus padres escogieron para ti te va a gustar, diles que NO vas a la cena”, pero ella llena de miedo me respondió: “Yerling eso es imposible, en mi cultura las mujeres no decidimos y lamentablemente tengo que aceptar al muchacho me guste o no”.

Pues saben ¿Qué pasó luego?…

⭐️Dalia se casó sin gustarle el chico en ningún aspecto, ⭐️tuvo que fingir desde orgasmos hasta felicidad, ⭐️se alejó de sus amigas, ⭐️entró en depresión, ⭐️con eso y todo se arriesgó a verse a escondida con el viejo amor frustrado, y ¿PARA QUÉ?. Únicamente para complacer a sus padres y a su cultura.

Dalia prefirió darse un NO A ELLA MISMA, y no cumplir sus sueños, ni respetar su integridad como mujer y ser humano, y mucho menos fue capaz de defender su criterio y su felicidad.

Pero hay que ver que esa evasión del NO, sí que le trajo problemas.

Al año y medio la cacharon con el amor viejo, se rayó entre su círculo social, por supuesto se divorció y sus papás le hicieron la cruz por tan bochornoso escándalo, entonces yo te pregunto hoy a ti que estas leyendo esta historia, ¿Qué te sigue deteniendo a decir NO?.

Aquí te voy a dejar unas ESTRELLAS TIPS para que vayas conociendo las ventajas del NO y así lo practiques con determinación cuando tu corazón y tu lógica lo sientan necesario, sin importarte lo que piensen los demás:

⭐️ Decir un NO a tiempo te aleja de un problema mayor.

⭐️ Decir un NO a tiempo te ayuda a tener el control de tu vida.

⭐️ Decir un NO a tiempo te hace tener interacciones sociales sanas.

⭐️ Decir un NO a tiempo te evita frustrarte y por ende caer en vicios innecesarios.

⭐️ Decir un NO a tiempo te da el prestigio de que los demás te respeten y aprecien a la larga tus valores.

⭐️ Decir un NO a tiempo te da seguridad en ti misma y eso solo trae cosas positivas a tu vida.

Espero que estas líneas hayan sido beneficiosas y que a partir de hoy te quites la mascara y aprendas a decir que NO.

Les envió Besitos Empalagosos 👄👄👄

Hasta el próximo Miércoles.