Que fácil es tirarle la pelota al  otro

“Echar la culpa a alguien” es algo que se vive a diario en las relaciones de pareja, en unas hay más drama que en otras, pero casi ninguna relación, por muy sana que sea ,se salva de esto y no lo digo porque asegure que ustedes conviven en pelea o algo parecido con sus amores, sino que es casi normal caer en esto así sea porque se te quedaron las llaves dentro del carro, o porque se te olvido cerrar la puerta de la casa, porque no lavaste el plato, etc.

Pero hoy no escribiré de lo normal de este tema, quiero ir más allá, y para ello traigo a colación una historia de amor que en este momento está viviendo una amiga mía y la cual me otorgó el permiso de narrar su historia sin revelar su nombre y menos el de su pareja.

Mi amiga es una mujer divorciada, con hijos, profesional, muy inteligente y además es un ser humano noble y de mejor ligereza que haya conocido; estar con ella es divino porque tiene muy buena energía, es tranquila y su tono de voz es muy pausado, cosa que te da como tranquilidad. Pero como todo en la vida, hay siempre una pata que cojea, su relación sentimental está atravesando por una situación un poco desagradable o perturbadora para ella.

Resulta que se unió a un caballero recientemente divorciado, con hijos y muy exitoso profesionalmente, el cual vive en otro país diferente al de ella, por lo que sus encuentros no son tan frecuentes.

Vale la pena acotar antes de seguir el cuento, que esta relación ya tiene año y medio y mi amiga atravesó junto a él su proceso de divorcio (aunque no fue ella la causante de esa ruptura).

Ok, ese enamoramiento ha dado protagonismo a una “pelota de futbol”, la cual viven pasándose de un arco a otro y por la que hoy dia hay una lucha obsesiva por la que ellos mismos no deben saber si ya vale la pena seguir con la relación.

Ella como toda mujer le esta exigiendo mas encuentros, la estabilidad definitiva de un hogar, mas planes juntos y menos fechas importantes separados, mientras él lo único que hace es victimizarse y repetir uno que otro cuento como: “dame chance para comprar otra casa, déjame terminar tal proyecto para irnos de vacaciones, ten paciencia , te juro que te amo y que quiero tener mas hijos contigo pero aun me cuesta pensar en volver a casarme”, en fin excusas por miedo.

Ahora bien, no necesito ser psicóloga para determinar por qué mi amiga está permitiendo que en su vida suceda esto. Como tengo su permiso voy a dar mi humilde opinión sin juzgarla por supuesto; al contrario, lo hago a ver si mis líneas pueden llegarle aún más porque mis palabras no han tenido tanto peso frente a ese frenesí.

Hay dos cosas que Tienen que trabajar cada uno:

⭐️LA INSEGURIDAD en ellos mismos, (efecto que seguro les dejó sus divorcios anteriores), al igual que ⭐️El APEGO (por creer que el otro no estará cuando lo necesiten).

Dos personas inseguras que se juntan generalmente no terminan bien porque una de las dos suelta demasiado para cubrir una necesidad y el otro se retrae por miedo a fracasar otra vez, así que si estas atravesando algo parecido hay dos cosas que te recomiendo:

⭐️ Habla con tu pareja y busquen una ayuda profesional para sanar algunas eventualidades que hayan vivido en sus pasados.

o la más radical de todas.

⭐️ Es que te bajes lo antes posible de ese autobús, porque al final no es bueno presionar a una persona. El que ama de verdad, entrega naturalmente todo lo que desea, no lo que le exigen.

Feliz Miércoles a todas/os.

Déjame tu comentario, siempre me gusta leer tu feedback.

Les envío Besitos Empalagosos 👄 👄 👄