Desátate de relaciones tormentosas

Cada contenido que desarrollo trato de basarlo en mi experiencia personal antes de tomar alguna referencia de alguien cercano a mí, pero no crean ustedes que he vivido 100 años, así que no todas las historias reales pueden ser las mías; lo que si les puedo decir es que desde pequeña he sido una observadora o detallista de mi vida y de la de los demás.

Precisamente en este artículo, pensé en contar una historia de las relaciones de noviazgos que tuve antes de casarme, pero haciendo un recuento en mi cabeza, no conseguí nada wao que les pudiera dejar a ustedes en comparación con lo que viví de cerca en la relación de pareja de una amiga de mi infancia. Así que paso a contarles esta historia sin hacer mención de sus protagonistas.

Yo Tenía 15 años y una de mis mejores amigas me llevaba tal vez 6 años más, era una chica juiciosa, trabajadora, honesta y muy bonita, vivía solo con su mamá porque su papá había fallecido, ella se consiguió un novio que de principio estaba casado y con hijos del cual se enamoró enloquecidamente. Resulta que el hombre de verdad estaba más con ella que con la esposa; la llevaba a restaurantes, salían a fiestas, los días importantes eran dedicados a ella y no a su familia hasta que la cosa se empezó a poner mas seria y los celos, las inseguridades, el control y otras características dieron lugar para que ambos empezaran a vivir una verdadera RELACIÓN TORMENTOSA.

Esta pareja, algunas veces me invitaban a salir con ellos y no había un dia que no pelearan y que ella terminara en mi casa llorando. Así pasaron muchos años hasta que un día, ella se presentó en mi casa toda morada, contándome que había ido a una disco con su pareja y él se había puesto celoso por alguien que la vio y enfurecido se fueron del sitio a un apartamento que ya para ese entonces habían alquilado y tuvieron tal discusión, que el hombre terminó golpeándola.

Lo escandaloso para mí de todo esto, era que cuando ella me echaba el cuento lo defendía desde el principio diciéndome que él estaba borracho y que por eso le golpeó pero que ya al dia siguiente le había pedido perdón y estaba arrepentido.

Pero no era así, según lo que ella me contaba esa situación siguió y cada dia se puso peor; se revisaban el teléfono, se perseguían, el la golpeaba cada vez que “se emborrachaba”, ella ya no podía salir ni al cine con sus amigas y así fue acostumbrándose a esconderle cosas para que él no se molestara, hasta cambió su manera de vestir, de saludar a sus amigos, incluso su número de teléfono para no tener problemas. La verdad más nunca se respetaron, se maltrataban física y verbalmente, en fin, era una relación tóxica.

Al principio mi amiga me pedía consejos, siendo yo mucho menor que ella y aunque yo le decía que tenía que dejarlo porque eso ya se había salido de las manos, parecía que ella, hacía caso omiso a mis consejos y es que no era para menos, ya ese noviazgo se había convertido en algo contaminante, donde el irrespeto tenía más vida que la propia relación.

Para resumir el cuento, ellos se acostumbraron a celarse con show incluido; en su dia a día le daban más entrada a las lágrimas y al dolor que a la felicidad, hasta para reconciliarse era un tema, porque cuando me comentaba de su intimidad, notaba que hasta en eso se faltaban el respeto. Lo cierto es que su relación la vivieron como en una droga,( que sabían que les hacía daño pero de la cual no se podían desenganchar).

Pasó el tiempo y yo perdí el contacto con ella, hasta hace un par de años atrás que me la conseguí en un aeropuerto y me contó que seguía con la misma persona, que había tenido dos hijos con el y que finalmente se había divorciado, pero que no vivían juntos.

Imagínense lo que yo pensaba en mis adentros, la verdad me quedé impresionada porque ambos no se desamarraron nunca de esa RELACIÓN TORMENTOSA y para mí, fue más la falta de autoestima de ambos lo que dió lugar a que eso siguiera, que el verdadero amor que se tenían.

Aunque soy respetuosa de la vida ajena y de las decisiones de cada quién, pude notar en sus ojos tristeza, dolor, hasta un deterioro físico que uno puede detallar de la mala vida. Ella por supuesto nunca me lo admitió porque además solo tuvimos 15 minutos de encuentro, pero yo como mujer y como su amiga del pasado pude percatar sin que ella me comentara más nada.

 Luego de eso me subí a mi avión y en todo el viaje me hice preguntas de su historia y aquí les voy a escribir lo que mi lógica analizó sin cuestionarla ni mucho menos juzgarla. Además, que vuelvo a dejarles claro que solo soy una contadora de historias, no soy psicóloga, ni experta en relaciones sentimentales.

 PARA MI, CUANDO UNA PERSONA DECIDE SEGUIR EN UNA RELACIÓN TORMENTOSA ES PORQUE:

⭐️ Hay una historia personal que sanar de su pasado.

⭐️ Influye muchísimo la personalidad que haya desarrollado a o largo de su vida.

⭐️ Tiene mucha inseguridad.

⭐️ Su autoestima es baja.

⭐️ Tiene miedo al abandono.

⭐️ Su vida desde pequeño/a ha sido inestable.

⭐️ Creció en un hogar conflictivo.

⭐️ Se victimiza para todo.

Entre otros puntos.

Ahora bien, en mi humilde opinión, no es ni bueno ni malo si estas atravesando una RELACIÓN de esta índole, es solo un episodio más en tu vida que si te ocupas en salir de eso y no repetir en tus próximas relaciones, entonces estas trabajando por ti, por tu seguridad emocional y por tu futuro sentimental y para eso lo primero que necesitas es darte cuenta que LO QUE ESTAS VIVIENDO, NO ES UNA RELACIÓN SALUDABLE y que si no te DESATAS de ella por completo, podrás entrar en una zona de peligro e infelicidad para siempre.

¿TE HA PASADO ALGO SIMILAR?, ESCRÍBEME POR PRIVADO SI TE DA PENA COMPARTIRLO, PERO NO DEJES DE RECONOCER TU VERDAD.

Les envió Besitos Empalagosos 👄 👄 👄

Nos vemos la próxima semana.